sábado, 9 de mayo de 2015

Hay dedos que mendigan una noche de pasión


Hay dedos que mendigan una noche de pasión
e inventan un cuerpo hermoso.

Alguien se desvela y envía al amanecer
cientos de whatsapp que nadie responde.

Ahora que está el pueblo sin calles,
las casas sin puertas,
balcones de invierno.
Retales, quizá, de un momento congelado
que nunca sintió amor.

Tanto tiempo sin ti; se perdieron al mediodía
los paisajes que te explican.


1 comentario:

Inmaculada Jiménez Gamero dijo...

Me parece muy bello, pero Inquietante...así lo siento, así te lo cuento.

LA CAMPIÑA. PRIMERA PARTE

Cabañuelas de ida y vuelta.