martes, 28 de abril de 2015

Paisaje del trigo


He llegado al paisaje del trigo por la llanura de la era.
Me gusta este secarral amarillento,
los gorriones que buscan semillas entre el rastrojo
y hasta ese solano que se hace mortal
hacia las tres de la tarde.

Dices que el campo está perdido y puede que tengas razón,
hay demasiado silencio que desvanece
la memoria de las cuadrillas regresando por la tarde.

Al pasar por la trocha he visto al pueblo lejano,
empequeñecido entre el bochorno de este agosto implacable.

Si ahora llegaras verías un aprendiz de poeta
sin crema protectora para tanto desconsuelo.



3 comentarios:

Toni Aznar dijo...

Mis mejores deseos Felipe en esta nueva andadura.
Un abrazo amigo.

Inmaculada Jiménez Gamero dijo...

¡Ay poeta mío, cómo me gusta tu esencia!

Africa Jiménez dijo...

Me cubre la nostalgia , me pesa hasta la vida al leerte . Encrudeces y enfatizas en esta sensación con imágenes que agudizan aún más la laxitud que provoca el desconsulelo : " secarral amarillento " , "solano que se hace mortal" . Un magistral desdoblamiento en dos voces líricas entablando un diálogo creando la confidencialidad perfecta con tu lector . Tus emotivas descripcines del evocador paisaje , alejan completamente tu poética de la pura poesia descriptiva : " los gorriones buscan semillas entre el rastrojo " , una carga simbólica espectacular , campos abandonados , sueños perdidos quemados por la dejadez del tiempo . Y un final para acabar de cerrar un maravilloso poema . Realmente el poeta es un ser sin piel , un ser poroso , sensible y atento a todo cuanto acontence en su entorno . Gracias por dejarnos disfrutar de tus poemas . Un gran abrazo.

LA CAMPIÑA. PRIMERA PARTE

Cabañuelas de ida y vuelta.