domingo, 26 de abril de 2015

La nostalgia es una crisálidad


Cerca del altozano está la que un día
fue la casa de nuestra familia.
La puerta y su silencio, encontrarme, inesperadamente,
con unos rasgos que no reconozco tras la ventana.

Vuelvo a ese instante en que te busco en tu estancia
y allí estás,
pero ya no me nombras porque ningún día nuevo
quiere vivir una noche sin promesas.

La nostalgia es una crisálida que incuba en nosotros,
apolilla nuestra razón y lleva el légamo
de nuestra propia historia.

1 comentario:

Inmaculada Jiménez Gamero dijo...

La nostalgia, si Felipe, la nostalgia es una crisálida que se desarrolla mientras por nosotros pasan los años. Me gusta tu blog y lo seguiré por doquier. Abrazos de trigo y albahaca.

LA CAMPIÑA. PRIMERA PARTE

Cabañuelas de ida y vuelta.